miércoles, 10 de agosto de 2016

La secuela del reboot pudiera no suceder

A pesar de que el estreno de la nueva Ghostbusters de Paul Feig recaudó $46 millones en taquilla haciendo que la casa productora empezara a hablar de una secuela inmediatamente, The Hollywood Reporter dice que la película corre el peligro de tener una pérdida de $70 millones de dólares y que la secuela ahora sería solo un spin-off animado. Sony niega la pérdida de esos $70 millones pero no niega el cambio de planes para la secuela.


Para Agosto 7, Ghostbusters ha recaudado cerca de $180  millones en la taquilla mundial, incluyendo $117 millones en territorio estadounidense. La película aún no se estrena en países como Francia, España, Japón y México, pero expertos dicen que ven difícil llegar a los $225 millones a pesar de que la producción neta de la misma fue de $144 millones más lo que se invirtió en publicidad. Estudios dicen que para que haya ganancías, deberían de alcanzar la meta de los $300 millones de dólares.

Un representante de Sony comentó a THR que aún siguen planeando una película animada para 2019, además de la serie animada para televisión Ghostbusters: Ecto Force para inicios de 2018. Otro representante dijo que la película de Paul Feig "revivió una marca 30 años olvidada y la puso de moda. Como resultado hay muchas ideas en proceso para explotar el futuro universo de Ghostbusters."

Aún así, Sony niega esa pérdida de $70 millones, alegando que aún no se ha contabilizado las ganancias por proyecciones, consumibles, juegos de viedo, lugares de entretenimiento, el despliegue internacional, y promocionales de otros socios que pueden llegar a mitigar gastos.

El futuro de la franquicia sigue en juego. Hay comentarios alentadores y cifras que no lo son tanto, solo queda esperar a ver el éxito que tiene la película este mes que se estrena aún en otros países como el nuestro.

Fuente: Uproxx

No hay comentarios:

Publicar un comentario